Tips para prevenir un desastre con tus vestidos casuales.

A donde quiera que voltees hay todo tipo de vestidos, desde cortos hasta largos, en negro o morado, pero ¿estarás utilizándolo correctamente? Puede ser tu favorito, pero lo mejor es no dejar en el olvido pequeños detalles que debes arreglar antes de salir de casa. Si eres amante de los vestidos, esto te interesa.

1. Comprueba si es muy corto con un espejo. Porque a veces nuestra mente nos dice que así es, pero la realidad es que se nos ve perfecto. No lo medites, haz las pruebas frente al espejo.

2. Utiliza shorts debajo de éste. Más si son días de viento y pues… nadie quiere ser Marilyn Monroe frente a gente que no. Sin olvidar que en las escaleras todo puede pasar.

3. Ojo con el desodorante que usas. Te recomendamos un roll-on no en gel, que funcionará para impedir que sudes de más.

4. Cuando vayas al baño, checa que no se te haya atorado con la ropa interior. Podrías salir y mostrarlo todo.

5. Cómprate un fondo si sueles adquirir tus vestidos en lugares no caros. Porque con el tiempo las telas de estas prendas pueden volverse muy transparentes y dejarás de usar ese lindo vestido por culpa de una mala calidad.

6. Los strapless rara vez son cómodos. Pruébatelo varias veces para que compruebes si vale la pena comprarlo o no.

7. Si son de encaje u otros materiales delicados, jamás te pongas una bolsa con cadena. Terminarás por deshacer todos esos vestidos inigualables.

 

Comprar ahora